Yucatán:

Loading
"El cerebro tiene 1000 millones de neuronas"

Razones para no saltar el desayuno

¿Sabías que los nutrimentos que no se consumen en el desayuno, generalmente no se logran compensar con las otras comidas del día? Una de las claves para empezar la jornada con vitalidad es desayunar de manera correcta. A menudo nos levantamos con prisa y no le prestamos la suficiente atención a la primera comida del día.

¿Por qué no debo saltarme el desayuno?

La primera razón para darle al desayuno la importancia que merece es que mejora el estado nutricional. Un buen desayuno proporciona una dosis de nutrientes básicos en las diferentes etapas del crecimiento y desarrollo, como la infancia, la adolescencia, el embarazo y la lactancia. Los expertos indican que se debe inculcarles a los más pequeños de la casa el hábito del desayuno. Está demostrado que los niños que se saltan esta primera comida del día son propensos a tener un rendimiento escolar pobre porque ven mermada su capacidad de atención.

¿Cuáles son las consecuencias de no desayunar?

Algunas de las consecuencias de no desayunar pueden ser:

• La omisión del desayuno en forma regular puede afectar negativamente el aprovechamiento y el desempeño físico y mental en la escuela y en el trabajo.
• La habilidad para recordar y utilizar información recién adquirida, fluidez verbal y control de la atención.
• Una ingesta inadecuada de vitaminas y minerales-es necesario hacer énfasis en que los nutrimentos que se pierden al no consumir el desayuno no son consumidos en otras comidas a lo largo del día-.
• El hábito de saltarse el desayuno hace más difícil perder peso de forma estable y duradera.

Beneficios del desayuno
• Ayuda a cubrir las necesidades diarias de nutrimentos esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
• Brinda la energía necesaria para realizar las actividades matutinas.
• Su consumo se ha asociado con otros hábitos saludables como mayor consumo de frutas y verduras y mayor nivel de actividad física.
Puede ayudar a prevenir el sobrepeso y otros padecimientos asociados, ya que las personas que desayunan regularmente tienen pesos más saludables, menores niveles de colesterol y mayor control de los niveles de glucosa en sangre.

Si no estás acostumbrado a desayunar, inicia con el hábito de forma paulatina, es decir, ve incrementando la variedad y cantidad de alimentos que consumes lentamente, hasta que puedas incluir al menos un alimento de cada grupo. Poco a poco irás notando los cambios en tu energía y estado de ánimo.

por Mdk@nline

Compartir